SU ESTANCIA EN UCI

El ingreso en las UCIs puede generar NERVIOSISMO, MIEDO O TEMORES ante lo desconocido y al saber que se encuentra gravemente enferm@.

Igualmente puede, debido a la propia enfermedad o a la necesidad de fármacos sedantes, NO RECORDAR lo que ha ocurrido, tener ALUCINACIONES o PESADILLAS.

En el momento de su ingreso se MONITORIZARÁN sus constantes, es decir se conectarán monitores que midan su frecuencia cardiaca, tensión arterial, temperatura etc y se intentará paliar sus molestias como dolor, fatiga etc

Verá que inicialmente tendrá a su alrededor MUCHOS PROFESIONALES. Será valorado por su médico intensivista quien junto al resto de personal como enfermería, auxiliar de enfermería o celadores iniciaran sus cuidados.

Normalmente la ACTIVIDAD DIARIA sigue una rutina.

Por las mañanas será EVALUADO por su equipo médico y de enfermería, se prescribirá el TRATAMIENTO, se realizarán pruebas DIAGNÓSTICAS, rehabilitación, el aseo, curas etc. Tendrá ACOMPAÑAMIENTO FAMILIAR y se INFORMARÁ a pacientes y familiares.

Por la tarde tendrá un nuevo equipo de enfermería y el médico  intensivista de guardia. Seguirá con su tratamiento y si necesita nuevas pruebas diagnósticas se le realizaran. Podrá recibir acompañamiento familiar.

Por la noche vendrá un nuevo equipo de enfermería y seguirá el médico intensivista de guardia. Se intentará bajar la intensidad de la luz y del ruido para así favorecer el SUEÑO Y DESCANSO.