PRACTICA 1: ATENCION PLENA

Cómo hacer nuestra práctica formal

  • La meditación puede ser un medio que nos ayude a parar, a frenar en este mundo convulso. En muchas ocasiones nos ayuda a despertar nos permite darnos cuenta.
  • Es un momento para encontrarse con una misma. A veces nos encontramos con esa desconocida que hemos llegado a ser nosotros mismos
  • Primero encuentra un lugar tranquilo donde practicar la meditación
  • Comienza con periodos cortos quizás 5 o 10 minutos. Después poco a poco se ira alargando
  • La postura: puedes sentarte con las piernas cruzadas sobre un cojín de meditación (zafu) o en una silla de respaldo recto con los pies apoyados en el suelo, sin apoyarse contra el respaldo de la silla.
  • Encuentra tu postura: puedes colocar tus manos sobre tus muslos o sobre tu regazo. Los ojos los puedes cerrar o dejar entre abiertos dejando que tu mirada descanse levemente inclinada sin dirigirla a ningún punto especial
  • Tu respiración: pon atención en tu respiración, siente como pasa el aire por tus fosas nasales o como tu pecho se ensancha en la inspiración y se relaja en la espiración.  Al final de cada exhalación, simplemente descansa hasta que comience naturalmente la siguiente inhalación
  • Date cuenta de los sentimientos y pensamientos que emergen. Si tu mente divaga simplemente y de forma amable tráela hacia tu respiración de nuevo. No hay necesidad de juzgarte a ti mismo cuando esto sucede; simplemente apúntalo y atiende tu respiración y postura.
  • Termina tu practica. Quédate con lo que haya emergido, calma, atención plena, apertura…

La mejor práctica es la que realmente puedes hacer en este momento.

Como mantener la práctica como un hábito:

Intenta si puedes hacer la practica formal siempre en el mismo lugar

Intenta encontrar el mismo momento del día para tu practica

Pero si esto no es posible intenta siempre que sea diario aunque no sea el mismo lugar o a la misma hora.

“Empieza donde estés”.

Encuentra la mejor postura que te permita estar cómoda y a la vez atenta

¿Qué otros tipos de meditación existen?

Idealmente deberíamos poder mantener la mente de meditación, ya sea de pie, sentado, caminando o acostado.

Incluso los eventos cotidianos, como comer una manzana o tomar una ducha pueden ser oportunidades para flexionar nuestros músculos de meditación. Varios tipos de meditación están diseñados para ayudarte a cultivar cualidades positivas.

Varios tipos de meditación están diseñados para ayudarte a cultivar cualidades positivas.

Algunos otros tipos populares de meditación son caminar, correr, metta, y tonglen

Solo morar en el presente nos puede hacer libres. Tenemos que mirar en nuestro sufrimiento, nuestro deseo.

Y cuando veamos su cara sonreiremos: ya no puedes hacerme tu prisionero.

—Thich Nhat Hanh