¿POR QUE NO ES MALA IDEA HABLAR DE LA MUERTE?

Esto mismo se preguntó Bernard Crettaz un sociólogo y antropólogo suizo que organizó el primer cafe mortel en 2004 en Neuchatel. “La idea surgió en 1989 cuando, siendo profesor en una universidad en Ginebra, realicé una exposición llamada Alivio mortal“, le dice a la BBC Crettaz.”Me di cuenta de que los estudiantes sufrían por no tener la posibilidad de hablar de la muerte. Así que decidí hacer algo, y en abril de 2004 realicé el primer encuentro del Café Mortel. Asistieron 250 personas”.

En 2011 inspirado en esta idea, Jon Underwood realizó el primer death cafe en Londres y desarrolló el death cafe website

A partir de entonces se han desarrollado miles de death cafes en todo el mundo con el propósito de poder hablar relajadamente sobre la muerte y así eliminar ese tabú que existe alrededor de ella.

Un death cafe no pretende ser un grupo de apoyo al duelo, ni marcar unas directrices o modelos de pensamiento lo único que necesita es un grupo de personas que tengan ganas de compartir sus pensamientos o vivencias sobre la muerte de forma sencilla, sin juicios, ni prejuicios y todo ello alrededor de una taza de te o café.

Aquí en Albacete se va a organizar el primer death café al que por supuesto estas invitad@

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *